sábado, 11 de octubre de 2008

La iniciativa debe partir de los hombres de talento

Después de estos días en los que no he podido escribir nada, en parte por estudios, en parte por ver un poco de balonmano de primer nivel en la reciente nueva edición de la Champions League de este deporte, vuelvo a escribir algo (que no tiene nada que ver con la jornada de partidos de selecciones). Aún así he estado atento a todo el mundo del fútbol, incluyendo, por supuesto, al Quruvchi Tashkent, que desgraciadamente perdió contra el Adelaide United y lo tiene muy difícil para estar, al menos, en la final.

Si algo tiene Rusia, es su capacidad para producir personajes interesantes en cuanto a la Historia se refiere, y que siempre gozan de una biografía interesante de leer, como por ejemplo, la de Grigori Rasputín (que según dice la leyenda, fue envenenado, tiroteado, y ahogado, y solo murió por lo último). Aún así, hablaré del que, podría decirse, es el mejor escritor ruso de la Historia, Fiódor Dostoyevski. Se considera uno de los rusos más internacionales, y es nacido en la capital, Moscú, por lo que se podría considerar su bibliografía una de sus joyas. Joyas que, dicen los entendidos, son de casi obligada lectura, sobre todo "Crimen y castigo" y "Los hermanos Karamázov".

Quería hablar hoy de dos joyas rusas (se podría decir que moscovitas) que tienen mucho que decir en el futuro de la selección que por ahora entrena Hiddink. La primera no es nacida en Moscú (nació en Beslan, una ciudad del sur de Rusia, que está situada en la ahora famosa Osetia del Norte) pero tiene toda la pinta que explotará en esa ciudad. Vino de la fría Siberia , desde el Krylia Sovetov (no el de primera), hasta la capital rusa, y no ha dejado indiferente a nadie. Se llama Alan, y a pesar de tener un nombre que no parece ruso, se ha ganado a pulso el respeto, y cariño de la afición de su actual equipo, el CSKA Moscú. Seguro que por estos datos ya habréis adivinado quién es, pero para los menos avispados os dejo el nombre completo, Alan Dzagoev. Mediapunta de gran visión que juego, que además tiene llegada, y que está siendo una de las sensaciones del final de la liga rusa. Casi todo el mundo habla de él entre los aficionados moscovitas, e incluso se le están tirando flores desde España por parte de mucha gente. Con 18 años ha conseguido comandar un equipo lleno de talento como es el CSKA, y hacerle ganar partidos, en muchas ocasiones solo porque él es de la partida. De momento algunos especialistas rusos ya le dan el título de sucesor de Arshavin. Yo no lo considero como tal, pero no dudo ( y que a nadie se le ocurra hacerlo) de que tiene un futuro muy prometedor.

La segunda es moscovita de nacimiento, y también juega en un equipo de Moscú. Canterano de mi Lokomotiv de Moscú, ha conseguido debutar en primera con solo 17 años, y hacerlo con gol. Y en un partido en el que costó sacar puntos. Bueno, yendo más al grano, el jugador en cuestión se llama Aleksandr Kokorin y juega en el Dínamo de Moscú. Delantero muy joven que demuestra un buen control del juego aéreo pese a no tener demasiada altura, y que se compenetra muy bien con sus compañeros. A añadir, que fue el revulsivo del Dinamo contra el Saturn, y que de no ser por él hubiesen perdido algún que otro punto. Me encuentro alucinando pensando en la gran tripleta que se puede formar (solo en la delantera) en la selección rusa dentro de pocos años con Kokorin, Pogrebnyak y Pavlyuchenko, y además sumándoles a Dzagoev y a Arshavin por detrás... La cuestión es que es un delantero que apunta a las cotas más altas del campeonato ruso, y que, quizás dentro de pocos años, salga de Rusia y pueda demostrar que estas palabras que escribo para él no han sido en vano. Aunque también hay que decir que es un jugador muy joven y, tanto afición y prensa, como club, tienen que cuidarlo y mimarlo mucho.

Como digo antes, la selección rusa de dentro de pocos años va a ser temible para cualquier selección y habría que esperar también que no surjan otros jugadores de capacidades similares a las de Semak en el mediocentro. De todas formas, como bien dijo Dostoyevski, "la iniciativa debe partir de los hombres de talento" y la iniciativa ya a partido. Desde que Rusia se metió en semifinales de la Eurocopa es una selección respetada por todos, y los hombres de talento (sobre todo en ataque) no paran de salir de la cantera rusa. Esto me lo recordaré dentro de unos años.

4 comentarios:

Sergio dijo...

Gran post.
De Dzagoev poco más se puede decir.
A Kokorin tuvo la suerte de verle el día de su debut y me llamó la atención. Le auguro un gran futuro en el Dinamo, pero todavía necesito verle hacer más cosas para pensar que puede tener un exitoso paso por la absoluta.
De momento ni Dzyuba ni Prudnikov están cumpliendo mis expectativas, espero que Kokorin sí lo haga.

En el Dinamo se ha ido Danny, pero con Kerzhakov, los prometedores hermanos Kombarov y el propio Kokorin tienen la base para un buen equipo.

Un abrazo!

Cacau dijo...

El problema de Rusia a mi gusto no esta arriba sino abajo y sobretodo en el centro de la defensa.

Respecto a estos dos jugadres aun son jovenes peor ya se les ve madrera de jugadores importnates veremos haber que pueden hacer en un futuro.


un saludo

Carlos Pérez dijo...

Uf, desde luego, Rusia pinta muy bien desde hace ya un rato, lo que pudo ser en la Euro que no fue tanto (pero aun asi hicieron algo grande) intentaran mejorarlo en Sudafrica. Por cierto, viste el Alemania-Rusia? Partidazo, eh?

Un saludo!

Pol Gustems dijo...

Que grande es Rusia. Javi te contesto por aquí, no he tenido casi tiempo estas dos últimas semanas. Creo que dejaré de actualizar la clasificación de Dennis Bergkamp. Me parece que con el formato que le dábamos no se premiaba una regularidad. Si quieres te paso la clasificación de todos modos.

Respecto a Noche Internacional. Si quieres podemos intentar empezar este fin de semana. Creo que reconduciendo el programa, con más dinámica y con mucho Reading, podemos tener buenas audiencias tanto en Verdiblanca como en Fifa -Champions. Sería cuestión de hablar con los Victors para pedir permiso y empezar cuando tu y Carlos (y Devo?) querais.

Saludos!