miércoles, 16 de diciembre de 2009

Preludio del gran baile y recuerdos de los preliminares

¡Qué gran competición es el Mundial de Clubes! Podemos encontrarnos equipos de miles de países diferentes y descubrir jugadores nuevos, podemos ver batir récords y podemos consagrar a los jóvenes talentos, y podemos verlo. Simplemente verlo y vivirlo desde tu ambiente. Por supuesto que esto sería mejor en ese pozo inmenso de petróleo que es Abu Dhabi pero sigue siendo igual de emocionante meterte en la competición desde tus alrededores. Aprovechando que es una de las pocas competiciones de fútbol en las que no hace falta estar allí para entenderla, hemos de reivindicarla, es una gran competición y merece respeto.

Entre ayer y hoy he vivido grandes detalles de lo que significa esta competición. El primero, el estar en el tren y encontrarme dos personas hablando del penoso arbitraje del partido entre el Pohang Steelers y Estudiantes: Nunca me hubiera imaginado que alguien en un tren estuviera hablando con otro acerca de un arbitraje entre un equipo coreano, que sí, es campeón de Asia, y uno argentino, aunque quizás nos lleguen ecos más cercanos de ese país. Tampoco hubiera imaginado nunca ver en la estación de mi pueblo a un personaje... ¡con la camiseta del Auckland City! Sí, sí, como lo oís, con una camiseta de un equipo neozelandés a muchísimos kilómetros de su lugar de origen. No he preguntado, pero supongo que sería de allí, porque de no serlo sería aún mejor...

Y ya pasando de esas anécdotas, entremos en la competición pura: El favorito es el Barça. Estudiantes es un equipo duro, a respetar, y que si tiene a un Verón en plan estrella, que de vez en cuando lo está, puede causar problemas, pero el Barça debería ganar de todas todas. Si todo va según lo previsto, Verón y Brana tendrían un papel de ahogo al juego del Barça (que muy difícilmente podrán desempeñar sin recurrir reiteradamente al juego duro) y la defensa el intento de mejorar su nivel, que últimamente es pobre si no se juega con patadas. Pero también hay un factor a favor de Estudiantes: Ellos han ganado muy justos al Pohang Steelers (y con un arbitraje más que dudoso) y el Barça se ha comido al Atlante, sobre todo en la segunda mitad, así que podríamos volver a caer en el exceso de confianza que el club azulgrana ya ha mostrado en anteriores ocasiones y los argentinos dar la sorpresa.

Aunque no sería la única, puesto que hoy hemos tenido ya una: El Auckland ha ganado al Mazembe en el partido de quinto y sexto puesto. El representante oceánico ganando al africano. La cosa se estrecha y hay menos diferencia. ¿Cómo no adorar competiciones así?

lunes, 7 de diciembre de 2009

¿Quién nos lo iba a decir?

¿Quién nos iba a decir a principios de temporada que el Everton, ese fantástico Everton que entrena David Moyes y que tanto había venido gustando, estaría ahora cerca, muy cerca, del descenso? Nadie, o casi nadie. Una de las razones por las que todos vemos fútbol es esa, la imprevisibilidad de este deporte. Ni siquiera un técnico como David Moyes, conocido por ser muy meticuloso en los estudios de los rivales y en sus planteamientos, se resiste a ese factor. Y con él se arrastra su equipo, el Everton, y no valen las excusas de las lesiones, sobre todo la de Arteta.

Ayer mostraron su mejor cara en la parte final del partido. Volvieron a mostrar esa cara de contraataque que tanto gustaba la temporada pasada y empataron al Tottenham. Saha volvió a marcar para que se entere de una vez David Moyes que ha de dejar a Jô en el banquillo y poner al francés, y Cahill (¿quién más iba a ser?) empató. Y si hablamos de goleadores deberíamos mencionar a Defoe que parece que entre viaje y viaje ha aprendido a ser regular y se está forrando a marcar goles, y de hecho es el máximo goleador de la Premier. Aunque no lo pongamos por las nubes, sí, marcó un gol acariciando el centro de Lennon, sí, provocó un penalty a falta de segundos para el final, pero sí, también falló ese mismo penalty que ahora daría una plaza entre los tres primeros al Tottenham.

Con el mismo resultado y por si faltaban delanteros, en Italia se presentó Biabiany para ofrecer un recital. El francés natural de Guadalupe, que aún cuenta con 21 años, se comió a la defensa del Genoa en su primer partido como referencia única y exclusiva del ataque. El chico es extremo, pero no se lo pensó dos veces al verse de delantero centro y metió dos goles de bella factura, sobre todo por las jugadas precedentes. Y ojo, que suerte tuvo el Genoa de llegar a marcar un gol, golazo, por cierto, mediante ese zambombazo de Palladino, que la cosa pudo ser peor. De momento les han adelantado el mismo Parma, la Fiorentina y la Roma. Esperemos que la cosa quede ahí.

Lo que sí es el colmo de la imprevisibilidad es la reivindicable Ligue 1. Si hace unas semanas nos asombrábamos por el goleador duelo entre Marsella y Lyon, debemos hacer lo mismo, incluso más , ante el Lille-Lyon. Siete goles entre los dos equipos (cuatro para el Lille, tres para el Lyon) que hicieron del partido un espectáculo. Y con remontada incluida. Si los seguidores del Lyon enloquecieron cuando vieron a Lisandro López marcar tres goles y, al parecer, encarrilar la victoria, aún lo hicieron más los del Lille cuando Gervinho celebraba su último gol del partido en el minuto 90. No hace falta pedir más a otras ligas, tenemos la Ligue 1.

P.D.: Lamento mucho este periodo de inactividad por mi parte que espero que quede cortado a partir de ahora. Sin quererlo, elegí como último post el de Coppell y consideré que era mejor dejar ese que escribir otro exclusivo para este tema. Pero, como ya he dicho, vuelvo al redil y espero poder hacerlo mejor que nunca.

domingo, 23 de agosto de 2009

A Coppell no se le olvida

He de reconocer que soy un auténtico seguidor de Francis Ford Coppola. Su "El Padrino" es la mejor película que he visto en toda mi vida (y no tengo miedo a reconocerlo consciente de la calidad indiscutible del film) y para mí la mejor de toda la Historia. Pero dentro de la filmografía de Coppola hay una película que merece la pena destacar, a pesar de las extremas opiniones que se imprimen en las personas que la ven: "Apocalypse Now". Una de las mejores películas bélicas de todos los tiempos y una de las que más me gustan de Coppola. La adaptación de la novela de Joseph Conrad cuenta con una escena inolvidable, la de los helicópteros. Unos helicópteros atacan un poblado vietnamita al son de la "Cabalgata de las Valkirias" de Wagner. Desde el momento en que vi esa escena relaciono instintivamente los helicópteros con la potente melodía de Wagner (que precisamente estoy escuchando ahora) y la misma reacción, pero invirtiendo los factores, me sucede cuando escucho la pieza musical. No puedo concebir una cosa sin la otra.

Lo mismo me sucede con el Reading. Soy del Reading desde antes de que llegara Coppell (me hice del equipo poco antes de que Alan Pardew dejara el club) pero no concibo al equipo sin él. Recuerdo con especial satisfacción aquel ascenso tan ansiado que dio al club, batiendo el récord de puntos y tan solo perdiendo dos partidos. Y la siguiente temporada, en la que rozamos puestos UEFA y al final rechazamos la Intertoto. Pero a partir de ahí todo fue mal, perdimos partidos, no pudimos evitar el descenso y se marcharon algunos jugadores importantes. No importaba, podíamos volver a subir en una temporada, y, de hecho hicimos una primera vuelta espectacular, tan solo superada por la del Wolwerhampton. Pero en enero todo cambió y caímos en la clasificación aunque pudimos clasificarnos para los plays-offs con un último mes casi perfecto. Ya en los play-offs nos eliminó el Burnley, al que habíamos machacado en casa durante la temporada. Una pena sí.



Y, lo admito, estaba muy en desacuerdo con algunas decisiones de Coppell. Pero nunca me planteé echarlo, por todo lo que había hecho, y conseguido, por y con el club. Por eso me sorprendió muchísimo que después del partido perdido contra el Burnley él mismo decidiera no continuar. Dijo que era un cuestión de ciclos y que el suyo había acabado allí. Quizás sí, quizás no, pero es un gesto que lo engrandece. Si él mismo, declarado enamorado del Reading, no se ve con la capacidad suficiente para llevar el equipo o cree que ya ha terminado su labor allí es sincero al decirlo y eso se le agradece. Porque preferimos verle salir por esa puerta que no por la de atrás. Porque ha vivido el club como nadie y gente que es del Reading desde el siglo pasado tiene claro que es el mejor entrenador de la Historia del club. Porque además siempre ha mirado por la afición y ha cuidado mucho su juego por respeto. Porque además de hacer lo ya dicho, rechazó una oferta del Newcastle porque creía que era devaluar al Reading. Porque, en resumidas cuentas, es un genio y una espectacular persona y nunca se le olvidará en el círculo Royal. Y porque, además, volverá.

P.D: Este es un post hecho desde el cariño y desde la admiración a dos grandes maestros, Coppola y Coppell (curiosamente los apellidos empiezan por las mismas cuatro letras), cada uno en su respectivo trabajo. Me considero un seguidor del Reading más y creo que Steve se merece esto y mucho más. Por último he de decir que, aunque sé que no es quizás el día más adecuado para escribir sobre el tema puesto que hay partidos interesantísimos de los que seguramente hablaré mañana, es uno de los posts que más he disfrutado mientras escribía.

jueves, 20 de agosto de 2009

La diestra que venció a la niebla

Noche de Champions en un campo de apenas 17.000 espectadores que podríamos encontrar en la segunda división inglesa (incluso en la tercera). Frío, mucho frío. Además de niebla. Los dos son los últimos representantes de sus respectivos países en la competición. Los visitantes retrasan la pelota hasta su lateral, que está situado casi en el medio del campo, este la controla larga, coge carrera y chuta. La pelota entra como un misil por toda la escuadra. El Debrecen muestra a su mejor pierna: Laszlo Bodnar.

Giorgi Petkov, el portero del Levski, no pudo hacer nada. Con el disparo con el exterior y el efecto que hizo la pelota para meterse en la portería, el Debrecen se adelantaba en el marcador y ahí es muy difícil ganarle al equipo húngaro. Tienen un conjunto sólido y rocoso, que presiona bien en fase defensiva y que busca mucho los disparos lejanos de sus jugadores, puesto que no destacan por su juego rápido y fluido. Bodnar es el mejor de los cañoreros. Ayer mostró su pierna derecha a los pocos que estábamos viendo el partido, no solo en el gol, sino también botando córners y chutando faltas. Y hay que reconocer que no fue el mejor del partido, pero su potente disparo abrió el marcador y facilitó las cosas al Debrecen.



El mejor del partido fue Peter Czvitkovics. Un extremo diestro con buen remate de cabeza y con ansia de estar en el área que, a pesar de no ser muy habilidoso, ni tampoco muy técnico, tuvo un partido muy bueno ayer. Estaba en todos los centros al área de cualquiera de los dos laterales, muy ofensivos los dos. Y llegó a uno de esos centros para marcar el gol que desharía el empate y que acercaría un poco más al Debrecen a la verdadera Champions, a la de los cruces con los grandes. Sí, es cierto, fue un gol muy sencillo, muy convencional, pero que da al Debrecen ilusión y moral para afrontar el partido de vuelta en casa. Un partido que, si no se lucen ni Bardon no Zé Soares, los únicos jugadores que podrían resolver un partido, deberían ganar.

Y hablando de piernas, en el otro lado de Europa, si es que se le puede considerar Europa, Robbie Blake empalmaba un rechace y también lo colaba por la escuadra. De menos distancia, pero de igual valor. Igual porque si uno acerca al Debrecen a su primera participación en la Champions el otro dio la primera victoria del Burnley en la Premier League en 33 años, además de significar la derrota del vigente campeón, el United, por un modesto. En resumen, una buena noche.

sábado, 15 de agosto de 2009

Ivica Hitchcock y debuts significativos

Hay una anécdota muy famosa dentro del rodaje de la magnífica película llamada "Rebecca" de Alfred Hitchcock: Dicen que durante el casting de la película, Laurence Olivier, elegido ya como protagonista, presionó tanto a Hitchcock como a David O. Selznick (famoso productor de la época del Hollywood dorado) para que el papel de su compañera en la pantalla fuese para Vivien Leigh, por entonces también su compañero fuera del mundo del cine. La cuestión es que Selznick había accedido a que fuese ella pero Hitchcock, en uno de esos movimientos impredecibles del maestro inglés, decidió coger a Joan Fontaine para el papel, cosa que el productor acató, pese a llevarse fatal con el director. Esa elección enfadó sobremanera a Olivier y durante todo el rodaje trató a Fontaine fatal, diciéndole de todo. Al verla vulnerable, Sir Alfred se acercó a ella y le dijo que no solo Olivier la odiaba sino que también lo hacía todo el equipo. Tras esas palabras Joan Fontaine se mostró tímida y reservada lo que hizo que su interpretación en la película fuera dotada de un carácter fascinante y que la hace un clásico. Posteriomente, Hitchcock reveló que con su comentario, la reacción buscada era esa, por lo que Fontaine le perdonó y trabajó con él en "Sospecha".

Ivica Olic ha sido el Hitchcock del partido. Cuando ha salido del banquillo ha mostrado al Bayern lo que estaba pensando todo el mundo mientras lo veía: "Estás jugando mal y vas a perder el partido". Y no ha hecho como Fontaine, más bien ha cogido el toro por los cuernos y lo que antes eran pelotas largas que se marchaban por línea de fondo, ahora se convertían en ocasiones de Olic. Poco a poco, y con la entrada de Ribery, el Bayern se ha ido echando hacia adelante. Olic luchando todas las pelotas que pasaban a menos de cinco metros suyos y Gómez esperando su momento. La utilización de las bandas del Bayern ha surtido al fin efecto, tanto Pranjic como Lahm han subido la banda miles de veces. En una subida de esas, ha sido SuperMario el que ha luchado el balón y ha metido la punterita para empatar. Y el Bremen no lo merecía, o mejor, no lo hubiera merecido si no hubiera hecho un cambio Schaaf tan defensivo. Marin por Niemeyer.



Tres goleadores han debutado goleando hoy. El primero, Marcus Berg, el sueco que impresionó a todos en el pasado Europeo sub-21, ha marcador aprovechando un rechace. No es lo más bonito pero vale igual. El segundo, Pavel Pogrebnyak, aquel ruso espigado que tanto gustó en el Zenit, ha marcado llegando desde atrás. El tercero, Obafemi Martins, el urraca caído que ha emigrado para intentar remontar el vuelo, lo ha hecho batiendo elegantemente a Mondragón. Aunque ya les gustaría haber empezado como Rodallega en la Premier: Golazo empalmándola y batiendo a uno de los mejores porteros de la liga inglesa, Brad Friedel. Un soberbio regalo de bienvenida a Roberto Martínez. Esperemos que le lleguen muchos más al debutante en Premier.

domingo, 9 de agosto de 2009

Feret y Gameiro, por fin a los mandos

Hoy hasta yo me he sorprendido. No, no lo digo por la Community Shield. Ha sido más bien por el partido de Lille, una de esas dosis dominicales que nos da la Ligue 1. Reconozco que soy adicto a esas dosis, no suelo perdérmelas. Normalmente valen la pena, como ha valido la pena ver el partido de hoy.

La cara de Rudi Garcia ha sido todo un poema durante todo el partido. Han jugado bien, como normalmente lo hace el Lille, pero parecían estar todos perdidos. No se ha visto esa asociación rápida y casi automática mostrada por el conjunto norteño en la mayoría de sus partidos. Tan solo Mavuba, en el rol de capitán, parecía estar centrado, porque ni Hazard, ni Vittek, ni Obraniak y si me apuras ni siquiera Cabaye han estado finos hoy. Sí, también es cierto que el portero contrario, Audard, el del Lorient, ha estado magnífico. Grandísimo. Se ha llevado la mitad del discurso en rueda de prensa de su entrenador a modo de agradecimiento. También se lo hubieran merecido Amalfitano y Monterrubio (a pesar del desafortunado gol en propia) que han colaborado tanto en ataque como en defensa y han aprovechado mucho las carencias defensivas, a pesar de la omnipresencia de Mavuba, que hoy ha tenido el Lille. Pero ha habido un jugador que se ha ganado, si no los tenía ya, todos los aplausos del público: Kevin Gameiro.

El pequeño delantero, que hoy a jugado de referencia con un Vahirua potentísimo también, ha demostrado que va a dar años de gloria a esta Ligue 1. Su primer gol, ese en que parece que solo la peina, es importantísimo. Arrebata la poca confianza que tenía el Lille tras las paradas de Audard y además demuestra una de sus grandes cualidades, el remate. Sí es cierto que parece que no haga casi nada, pero con un suave toque de cabeza acelera la pelota para que Butelle llegue tarde. En el segundo también actúa de forma magistral. Cuando ve que Monterrubio roba el balón, evidenciando lo mal que ha estado el Lille, arranca una carrera potentísima, y al ver que va a ser forzado sigue corriendo para llevarse a los centrales con él. Luego, sabe que tiene un llegador detrás como Vahirua, y le deja a él el mérito. Un partido increíblemente desapercibido de Gameiro, que suele ser muy espectacular, que ha servido para una victoria a domicilio importante.



Y, lo siento pero no me quería ir sin hablar de Feret. Cuando parecía que Samassa iba a ser el héroe del partido en Valence, apareció la figura de Feret y los dos se enfrascaron en un duelo que ni John Wayne y Robert Mitchum en "El Dorado". No le demos el primer gol, es un jugadón de Ayité y se merece el premio él. Pero démosle el segundo, puesto que es casi suyo. La roba él, se va de los dos defensas él y, cuando podía ser egoísta y hacer lo más fácil que es enchufarla adentro, se la da a Brison para que marque. Genial. Además le da el pase a Dia, dejándolo en ocasión clarísima de gol, en la jugada del penalty, que posteriormente marca Traoré. Doblemente genial. Y solo viendo esto me emociono. Porque este año, la Ligue 1 promete, y mucho.

sábado, 8 de agosto de 2009

Entre Ioannis y Martin conquistan Bremen

Hoy era un día grande: Teníamos grueso de la jornada en Alemania, abierta con el zurdazo de Misimovic, Supercoppa italiana emplazada en China en otro caso más del poder del dinero y la publicidad, y por supuesto, la jornada que abría la Ligue 1, que promete estar reñida. Sí, por supuesto, aún falta que abran los chiringuitos de Italia, Inglaterra y Portugal, pero tanto en Alemania como en Francia tuvimos la temporada pasada unos de los campeonatos más reñidos de toda Europa. Y la cosa promete seguir por esos fueros.

Del, espectacular, partido de Bremen podríamos sacar una conclusión: El Eintracht vuelve a ser valiente. Si la temporada pasada, con Friedhelm Funke en el banquillo, los de Frankfurt daban esa sensación de tener mucha calidad acumulada, pero dudar demasiado en cuanto al tipo de juego que se debía hacer, añadido a la mala racha de Amanatidis o todos los delanteros en general, que hicieron que se llegara a sufrir en las últimas jornadas por el tan temido descenso, esta temporada recién abierta han demostrado todo lo contrario. Decisión, valentía y tener unos delanteros en forma. Y claro, podríamos hablar de la, tan temida, irregularidad del Bremen, pero lo cierto es que hoy ha sido el buen Bremen, a pesar de las bajas de Naldo y Boenisch, aunque las haya notado.

A pesar de una alineación un tanto extraña, con Borowski en una posición parecida a la mediapunta pera haciendo el trabajo de presión en campo contrario, y un comienzo de partido algo dubitativo, que les ha valido un gol en contra de Amanatidis, han reaccionado rápido al resultado adverso. Tanto Mesüt Ozil como Marko Marin, al que se le ha visto un poco perdido al principio del partido pero que ha ido cogiendo galones a los diez minutos, han comandado al Werder con viento adverso. En un espectacular repertorio de movimientos usados con frialdad, el germano-turco ha dejado en el suelo a Vasoski, provocando la falta de este último, que además era dentro del área. Por supuesto, Mesüt se ha encargado del penalty y ha solventado el asunto con gol. Así, el Werder ha cogido la iniciativa, viéndose con algún problema que otro por las rápidas contras de los de Frankfurt, pero controlando el partido en líneas generales. Pero cuando parecía que se iban a ir al descanso con el empate el Eintracht ha vuelto a hacer una de esas jugadas de banda tan habituales, que acaban con centro de Teber o, en este caso, de Ochs, que le ha caído, sin que sepa muy bien porqué, a Amanatidis y este, cómo no, la ha metido sin contemplaciones, casi sin mirar al portero. Los jugadores del Bremen estaban demasiado ocupados en pedir la fuera juego inexistente, puesto que validaba la jugada Prödl con un error de principiante, y se han dejado ganar la posición. El Aquiles de Kozani vuelve a aparecer en las tierras germanas. Y ojo, que no ha sido el último gol de la parte. También Sanogo mojó, en un gol con muchísima suerte que devolvió el empate al marcador.



Y como lo bueno no puede durar demasiado, el oportunista Amanatidis ha tenido que ser substituido, parece ser que por molestias, por el increíblemente opuesto Martin Fenin. Es como cambiar un gato por una piedra, cosa que en fútbol, como todo el mundo sabe, puede funcionar. Como funcionó Marko Marin en la segunda parte, seguramente en respuesta de la primera parte dominada por Ozil. Con quiebros, velocidad y ese sorprendente disparo, que arma en un abrir y cerrar de ojos, ha llevado a todo el Eintracht loco. Hasta Skibbe se desesperaba. De hecho, hizo estirarse a Nikolov más de una vez. Aunque no sirvió de nada ante el oportunismo y suerte, que también la ha tenido el Frankfurt hoy, de los delanteros visitantes. El remate del córner iba fuera, pero Fenin estaba en medio, tenían a un jugador del Bremen en el palo largo que rompía el fuera de juego, y solo tuvo que empujarla dentro. Por cierto, deberíamos ir empezando a premiar esos centros del Eintracht que fabrican más de tres cuartas partes del total de goles de la temporada. Después del gol no hubo demasiada historia más, expulsaron a Prödl, que ha hecho un partido para olvidar, y siguieron las embestidas de los locales. Al final un triunfo, que no debería ser tal, para los visitantes que se marchaban entre abrazos y felicitaciones.

P.D: Impresionante Ligue 1, pero no quiero alargar más el post, quizás mañana me ponga con el partido del Burdeos.

jueves, 6 de agosto de 2009

Mónaco, bajo el recuerdo de Deschamps

Todos, y repito, todos, los aficionados del Mónaco se acuerdan de ese hombre que llevó a las portadas europeas al histórico club monegasco que había estado destacando en casi todas las competiciones europeas y haciéndose oír pero que siempre habían dejado a las puertas de la final.

A Didier Deschamps le dieron el encargo de dirigir al Mónaco, un club al que no estaba ligado por ningún vínculo sentimental, después de una temporada donde el equipo había bajado desde el primer puesto hasta el décimo primero y podría parecer algo precipitada la elección, pero no lo fue. Deschamps demostró desde el primer momento respeto hacia el club contra el que había competido en sus años de jugador, y dispuso un esquema de juego para aprovechar el talento que tenía el equipo por aquel entonces. Bueno, lo cierto es que le costó un poco coger las riendas del equipo (la primera temporada quedaron aún peor que la anterior), pero cuando ya estaba aclimatado, un año después de su llegada al club, quedó claro que había sido una buena elección. Exprimió a Nonda hasta los máximos y destapó a Jerome Rothen como una de las estrellas del equipo, logrando ascender desde aquel décimo quinto puesto que le hizo ser discutido hasta el segundo, por detrás del, por aquel entonces, intratable Lyon. Además ganaron la Copa de la Liga esa misma temporada añadiendo otro título a las vitrinas de uno de los grandes franceses.

La siguiente temporada, por que se recuerda a Deschamps, les devolvió a la palestra europea. En la Ligue 1 fueron regulares pero notaron demasiado la ausencia de los goles de Nonda. Pero en la Champions arrasaron: Eliminaron a Lokomotiv de Moscú (aunque muy justos), destrozaron a un dubitativo Madrid en el partido de vuelta (con aquellos goles de Morientes) y mostraron su poderío al Chelsea 1.0. Y a pesar de esta trayectoria, no pudieron batir al Oporto perfectamente dispuesto que plantó Mourinho en la final de Gelsenkirchen. De aquel equipo podríamos recordar nombres que sonarían a todos (Prso, Rothen, Nonda, Morientes, Squillaci, Giuly, Givet, Evra, Zikos, etc) pero ante todo hay que recordar al hombre que transformó al Mónaco en dos temporadas y lo devolvió a la élite, Didier Deschamps.

Se le recuerda, y mucho, porque nadie ha vuelto a igualar los éxitos deportivos que tuvo en su etapa en el club monegasco, y principalmente porque han decaído mucho desde que se fue. Miles de entrenadores, una marcha de un presidente que dejó de caer bien a la afición tras la marcha de Deschamps y un próposito: Que el Mónaco vuelva a ser grande.



Desde la entidad, y tras la marcha de Pastor, se procura que resurja el club y han adoptado la política de fichar a jóvenes talentos parra poder destacar. No sé si es la mejor opción, pero de momento no se puede negar que lo están intentando, llegando a formar un proyecto para esta temporada muy interesante. A Ruffier se le viene dando confianza últimamente y esta cumpliendo con nota, y la temporada pasada se asentó como portero titular por encima de Roma, y promete dar que hablar dentro de los próximos años en Francia. Dentro de unas alineaciones cambiantes y que generalmente no seguían patrón, el Mónaco definió una defensa tipo: Lolo-N'koulou-Mongongu-Modesto, aunque sería de suponer la entrada de Puygrenier, un central de mucha más experiencia que los dos usados (que no pasan de los 20 años) y con más salida de balón. El año pasado sobrevivieron gracias a las constantes ayudas de Leko y Pérez, que seguramente ambos mantendrán su puesto en el doble pivote, pero teniendo un central de calidad contrastada en la Ligue 1 como Puygrenier debería entrar como titular, y también cabe mencionar la introducción de Pokrivac en el rol del equipo, llegando a hacer el croata partidos de portada de periódico. En cuanto al tema del ataque, es una apuesta arriesgada. Dos jugadores que tienen semejanzas como Nimani y Chu-Young Park puede hacer que se entorpezcan uno al otro, pero la cosa les salió bien la última temporada así que deberían mantenerlo, y dar más minutos a Gakpé, que demostró que puede ser un buen sustituto para repartir minutos entre los delanteros. Con estos mimbres espera el Mónaco seguir subiendo en la clasificación, con el objetivo de que, en pocos años, lo veamos jugando la Champions otra vez.

Actualización (06/08/2009): Bueno gracias a Luis, me entero de que están descartados para jugar tanto Leko como Pokrivac, cosa que me extraña y no entiendo a Lacombe. Como el cambio de entrenador se ha producido en verano, me atrevo a aventurar a que el esquema cambiará o que pasará a Modesto al mediocentro acompañando a Diego Pérez, y pondrá a Mangani en el lateral, cosa que ya hizo Ricardo Gomes a finales de la temporada pasada. Vamos la lógica sería esta, pero como apartar a Pokrivac y Leko tampoco es demasiado lógico...

martes, 4 de agosto de 2009

El paso adelante que le falta al Niza

Lo cierto es que el Niza que volvió a la Ligue 1 después de la refundación y el paso por la divisones inferiores tenía su gracia. Los jugadores habían renunciado a la prima por subir de división, esta vez a la Ligue 1, debido a los múltiples problemas financieros. Tras ese gesto, los jugadores además de cumplir con la afición, cumplieron con el club. Tras varias jornadas cerca de los puestos europeos, terminaron en una meritoria décima plaza.

Tras esa décima plaza, llegaron varios años con diferentes resultados, unos más cercanos al descenso y otros más cercanos a puesto europeo, pero con el denominador común de que casi siempre se acaba en mitad de tabla. Luego en 2006 se llegó a la final de la Copa de la Liga (que perdió contra el Nancy) y al año siguiente salvaron la categoría en la última jornada, año en que David Bellion dejó el club sureño. Y en la temporada 2007-08 sucedió algo que alegró tremendamente al Niza, que ya venía jugando mostrando buenas maneras y con ideas claras. Explotó su crack en ciernes, por el que pagaron 7'5 millones al Juventude brasileño y en el que confiaron desde que era muy joven, Ederson.

La explosión del joven mediapunta no cogió por sorpresa a los aficionados del Niza, pero sí lo hizo con casi toda Francia. Un jugador con ese toque, esa exquisitez, esos movimientos, ese golpeo de balón y esa elegancia para todo lo que hace estaba comandando al Niza con 21 años y estaba acercándolo muchísimo a los puesto de Europa. De hecho estuvieron mucho tiempo metidos en la pomada pero al final, como suele suceder con los modestos, no llegaron a meterse dentro. El reconocimiento para el Niza llegó por su juego ofensivo, por su capacidad para utilizar la velocidad de sus jugadores y, sobretodo, por el jugador para el que está dedicado todo esté párrafo, Ederson.

Esa explosión le llevó a fichar por el Lyon. Aquí, muchos analistas (incluso yo mismo) creyeron ver el final de este Niza que tan solo estaba empezando. La temporada pasada lo hicieron aún mejor si cabe. Llegaron a ponerse en algunos momentos por encima de Marsella, incluso siguieron el potente ritmo del Lyon de principios de temporada. Y todo gracias al bloque que formó Frederic Antonietti. El entrenador francés, sabiendo que era muy difícil encontrar un sustituto a Ederson decidió cambiar el estilo de juego. No aprovecharían el talento individual de ningún jugador que pueda marcar diferencias, que lo tenían en Remy por ejemplo, sino que jugarían para el equipo, asegurando la parte defensiva y siguiendo con el intento de buen juego que habían mostrado hasta ahora. Basaron el mediocampo en la pequeña roca Faé, en el siempre cumplidor con destellos de genio Hellebuyck y en la variante Sale-Echouafni. Con esos mimbres y acierto goleador se llegó a quedarse aún más cerca de la UEFA. Tan solo queda un paso.



Y es lo que pretende el Niza. Meterse entre los afortunados que juegan las competiciones europeas. En parte por prestigio, en parte para ver si la afición reacciona ante el estímulo de una competición mayor. La única baja notable, la de Kanté, que hizo una temporada pasada muy buena, la cubrirán entre Mabiala, recién fichado, y Cid, y no habrá problemas mientras no se concrete la marcha de Apam. El resto afrontará la temporada con las fuerzas renovadas, así como las ilusiones, y un mediocampo fortísimo. La única novedad, aparte de la mencionada del puesto de central, será la importancia que le quiere dar Didier Nicolle, el nuevo entrenador, a Loïc Remy para que tenga libertad en ataque, con acompañantes que lo complementen como Bagayoko o Mouloungui, incluso Moussilou si consigue entrar en la dinámica del equipo. Porque con los mimbres montados el año pasado y con un nuevo entrenador, nombrado mejor entrenador de la Ligue 2, buscan dar el paso adelante que les falta, el paso que les meta en Europa.

lunes, 3 de agosto de 2009

Nancy y el valor de la continuidad

Cuando un jugador que se ha ganado el respeto de un afición y la confianza de la gradería en sus últimos 5 años de carrera es que tiene algo. Algo que le hace especial y que le predestina a hacer algo, que igual no es lo suficientemente reconocido, pero que a ojos ajenos es muy satisfactorio. Os hablo de lo que hizo el uruguayo Pablo Correa. El Nancy fue el equipo europeo que apostó por él y Correa decidió apostar por ellos también. Cuando acabó su carrera de jugador el Nancy pasaba por un periodo en el que era un equipo ascensor y no aguantaba dos años consecutivos en la Ligue 1, por eso, en 2002, Correa, que mantenía y mantiene una relación muy estrecha con el presidente Rousselot, accedió a ser entrenador del equipo.

A los dos años, el equipo gana la Ligue 2 y sube a primera, hasta ahí todo normal. A excepción de que Correa, que consiguió conocer al Nancy muy a fondo en el relativo poco tiempo que estuvo, llevaba mucho tiempo (desde el año siguiente) apostando por la genial cantera del Nancy. Porque, para el que no lo supiera, el Nancy tiene uno de los mejores centros de formación de toda Francia, si no el mejor. La sensación que se respira en todo el centro (que se llama Michel Platini) es de casi familia, y todos los jugadores salidos de ahí hablan maravillas del tratamiento recibido. Bueno, que me desvío, Correa siguió contando con el apoyo del aficionado y además ganó una Copa de la Liga con el equipo.

Y llegó el 2007. El 40 aniversario de la formación del club. Lejos de hacer lo que cualquier otro club haría, ilusionar a la afición con fichajes, Correa decidió mantener el bloque. Una única salida importante, Diakhaté, y el resto más o menos igual. Sin fichar. Podría parecer una locura pero ese año, el Nancy mostró su verdadero espíritu. Apostar por la cantera y mantener la continuidad. No verse demasiado afectado por resultados negativos y, con jugadores fuertes en defensa, hacerlo lo mejor posible. Lo hicieron. Llegaron a ser primeros varias jornadas, segundos otras varias, amenazando siempre el liderato del Lyon, y cuando faltaba un cuarto de liga para que acabara se desinfló. No le cayeron críticas a Correa, más bien alabanzas. Había conseguido mantener un ritmo constante durante toda la liga, mostrando buen juego y todo con hombres de la cantera. El entrenador foráneo mimetizó la raison d'être y consiguió un hito. Algo increíble. Y aunque la temporada siguiente decayeran desde el cuarto puesto al décimo quinto pasando por apuros para mantener la categoría, el Nancy es un equipo a tener en cuenta.

La continuidad de Correa es, por ahora, indudable. Tiene un proyecto y está todo planificado. Si el año pasado fue tan mal fue por falta de gol y porque se notaron demasiado las bajas de Kim y Puygrenier. Porque Hadji no logró entenderse con nadie como lo hizo con Kim. Pero se han buscado soluciones. Para reforzar bandas, que se faltaron el año pasado, ha llegado el infravalorado Marange, Lemaitre, un buen jugador, y ha vuelto Calvé, aunque aún no está decidido si será para quedarse. Para acompañar a André Luiz o Semi, que también rindió bien cuando faltó el brasileño, se ha fichado a Lotiès, que viene de segunda con el Dijon, aunque Ouaddou, y posteriormente Macaluso lo hicieron lo suficientemente bien como para tener ese puesto peleadísimo. En la portería no hay discusión posible y Bracigliano será indiscutible, mientras que en la delantera Hadji va a ser potenciado. Si Zerka recupera el olfato goleador que tuvo en hace dos años, posiblemente acompañe al delantero, si no Dia o Diabaté, cedido por el Burdeos, pueden ser gregarios bajo la batuta del marroquí.



Lo que seguramente sufrirá pocos cambios es el mediocampo. Feret, Berenger, Gavanon y Brison formaron un solidísimo mediocampo la temporada pasada, y uno de ellos es formado en el club, Brison. Es difícil que Correa cambie o toque piezas de este mediocampo, a excepción de la introducción de Alfred N'Diaye, que también jugó bien en los esquemas alternativos que probó el técnico uruguayo. Seguramente continuarán. Porque el Nancy se basa en eso, en continuar e insistir.

sábado, 1 de agosto de 2009

Todo lo que haga el Sochaux será una sorpresa

Desde luego, cuando un equipo sufre una caída de espectadores tan grande como ha sido estas últimas temporadas el caso del Sochaux es que algo va mal. Desde aquel periodo genial al que llegaron desde segunda y en el que estaban en los puestos altos de la clasificación cuando los entrenaba el gran Alain Perrin, al que este periodo le valió el salto al Lyon, han pasado ya dos años. Dos años llenos de dudas y de apuros, dos años con un empeoro considerable y que la afición no ha visto con buenos ojos.

Aquella etapa del club de los leones surtió a Francia de talento y confirmaciones: Oruma, Pagis, Ziani, Dagano, Menez, Mathieu, N'Daw, Leroy, etc. El problema es cuando se marchó Alain Perrin rumbo a Lyon, una temporada después de llegar. Esa temporada se vieron hasta tres entrenadores diferentes (llevan 6 entrenadores desde el 1999 y en esta temporada cambiaron a tres...) en los banquillos del equipo, por los apuros que sufrió. Apuros que vinieron dados por la excesiva venta y no renovación de jugadores. Ziani, Leroy, Tosic y Diawara son algunos de los nombres que se fueron por unas razones o por otras, mientras que, en la sección de llegadas, tan solo llegaron jugadores que no podían dar más de sí o que aún estaban por explotar y hacía falta demasiado futuro. La suerte que tuvo el Sochaux ese año es que explotó, y de qué manera, Mevlüt Erding.

La cuestión es que los tiempos de renovación (el presidente ha cambiado esta misma temporada por la circunstancias) no son buenos para el equipo del este de Francia. La venta de jugadores importantes sigue vigente y si la temporada pasada se fueron N'Daw, Dagano y Grax, esta temporada se han marchado el principal artífice de que el Sochaux no descendiera en estas últimas temporadas: El mencionado Mevlüt Erding. Pero no solo se ha ido él, sino también un pilar defensivo importante como es Afolaby, un jugador importante como Pitau y el principal sustituto de Sverkos cuando este está fallón, Birsa. Por eso hemos de considerar cualquier cosa que haga el Sochaux una sorpresa.



Porque no me atrevería a apostar nada, pero estoy convencido de que el equipo no mejorará. Sí, es cierto que Sverkos demostró que cuando está adaptado rinde mucho más, con un principio de temporada algo dudoso y después siendo el segundo máximo goleador, por detrás de Erding, y en algunos partidos mejorándolo. También es cierto que han fichado a Charlie Davies, un jugador que demostró en la Confederaciones que sirve para un equipo de nivel medio, que si se asocia bien con Sverkos puede hincharse a goles (en términos de un equipo pequeño). Y otra buena razón para confíar en ellos es que han fichado a gente joven muy interesante como el lateral Stevanovic, y dos proyectos de futuro como Ivan Perisic (que vuelve de una cesión) y Enza-Yamissi, que ha hecho una buena temporada en el Nîmes. Pero sigue faltando un sustituto de calidad para acompañar en el mediocampo a Carlao (suponiendo que Davies sea el de Erding, que lo dudo, y Brechet el de Afolabi, esto lo daría casi por seguro), que parece que va a ser Nogueira, quizás una de las mejores opciones junto con Tulasne.

Y como reza el título las expectativas están bajas. Hay dudas en la institución y el club vive de ser vendedor, intentando renovarse, pero sin mantener demasiado a las estrellas. Esperemos la eclosión de alguno de los jóvenes fichados con demasiada previsión, los goles de Sverkos y que Richert, uno de los mejores porteros de la Ligue 1, mantenga esa línea notable que viene teniendo últimamente. Con eso, no deberían descender, pero tampoco pasar de media tabla. Aunque todo se verá.

P.D.: Como no soy muy de hablar de jugadores que me gusten en el individual (me pongo extremadamente subjetivo), os dejo que sea el amigo Luis el que os hable de Rasmus Elm.

viernes, 31 de julio de 2009

Aunque no soy del Grenoble, me ilusiono con ellos

No soy muy de ilusionarme, tiendo más al pesimismo (con excepciones como Rasmus Elm y etc.) deportivo. Lo cierto es que en muy pocas ocasiones llego a una temporada futbolística con las expectativas más altas de lo que los equipos hicieron los años anteriores. Pero este año ha cambiado, seguramente por el desembolso industrial en fichajes de Manchester City, que, dicho sea de paso, si no entran en Champions es para hacérselo mirar, y Real Madrid, que peor no lo puede hacer.

Uno de los cambios de este año es que, dentro de las grandes ligas, se puede agitar la Ligue 1 como lo hacía Tom Cruise en "Cocktail", con malabarismos y sonrisas. La contestación que recibiré, seguro, es que ya estuvo agitada el año pasado. Pero ¿y si lo estuviera más? Porque el Burdeos ha pensado con cabeza y ha fichado lo que le faltaba y dejará ir a pocos jugadores, porque el Marsella está conformando una plantilla de cine, con lo que me gusta a mí, y a solo le falta apuntalar un poco más la defensa, porque el Lyon ha reclutado a los Astérix (Bastos) y Obélix (Gomis) negros de la competición, porque vienen semi-desconocidos como Tettey, el nuevo Vieira dicen, a la competición y porque hasta los equipos menores se convierten en atracciones.

Uno de esos equipos menores, de los que reconozco que me ha costado seguir su particular actualidad, es el Grenoble, equipo del que ya os conté aquella pequeña anécdota. Pues bien, confío en el Grenoble. Bazdarevic es un técnico humilde, que parece temer las declaraciones y se reprime ante los medios, pero cuentan que tiene muchísimo carácter y que su habilidad para la motivación es de las mejores. A pesar de no conocerlo demasiado creo que con el efectivo que le han traído dejará el fútbol seco y áspero del año pasado y empezará a apostar por algo más bonito, el fútbol de toque, o al menos el intento.



La razón por la que confío, y así lo expreso, en el modesto club cercano a los Alpes, es porque le han traído los jugadores que faltaban el año pasado, los determinadores del ataque. El experimentadísimo Ljuboja y el joven Josip Tadic, que promete bastante, serán los compañeros del legendario Akrour en el ataque del GF38. La fuerza y la potencia las llevará Akrour y Boya, más o menos como la temporada pasada, y la velocidad de movimientos y la insistencia, Tadic y Ljuboja, los recién fichados. Si a eso le añadimos la sobriedad de Dieuze, que mostró unas destacables maneras en el Le Havre el pasado año, y la explosividad y la calidad de Daisuke Matsui, para mí un jugador tremendamente infravalorado, creo que puede salir algo muy bueno, si es que Bazdarevic sabe llevarlo bien y montar unos esquemas tan sincronizados como los del año pasado.

No me extiendo más porque a esta hora del mediodía (lo cierto es que he dejado el temporizador para poder hacer una tarde de cine muy interesante) me apetece que esto se haga corto y ameno, aunque creo que no lo he conseguido. Pero lo reitero, el Grenoble pinta muy bien, así como otros equipos de la Ligue, de los que quizás me anime a escribir.

P.D.: Tres cosas: El culebrón Chamakh ya me está empezando a cansar, me alegro mucho de volver (y de que esto empiece) aunque al final no he podido ir a Praga y se pospone para Octubre, y que os pongo el enlace con la web del Grenoble porque me ha parecido muy curioso que pongan la hora en Japón, aunque el presidente sea japonés.

viernes, 3 de julio de 2009

Un periodo de descanso

Antes de todo que todos los que hayan entrado últimamente en el blog y hayan visto un actividad tan baja me perdonen. Todo ha sido cuestión de falta de tiempo. Y en serio que no ha sido porque no he querido, pero las cosas han sido así. Por supuesto he seguido viendo fútbol y atento a todo lo que pasa estos días, pero mi estado, ahora mismo determinado como Vacaciones, no me permite escribir con regularidad. Y no lo hace porque estoy fuera de casa, bastante aislado y sin acceso a Internet. Lo único que me salva es el cine, mi otra gran pasión.

Y por esas razones he decidido hacer un parón estival, que será más o menos de un mes, hasta que vuelva de mi viaje a Praga, con el que estoy muy ilusionado. De Praga os traeré un completo "reportaje" futbolístico que colgaré por entregas, porque espero que sea largo. De momento os dejo con una alternativa saludable: "¿Crisis? No, gracias", el programa citado en la entrada anterior.

P.D.: Me encanta Rasmus Elm, nunca me cansaré de repetirlo!!!!

miércoles, 24 de junio de 2009

Reflexiones de la fase de grupos de la Confederaciones (II)

El importante balón parado de Brasil: Esta faceta del Brasil de Dunga es quizás tan importante como las contras rápidas o la velocidad de conducción de los jugadores. Cuatro de los diez goles que ha marcado Brasil hasta ahora han sido a balón parado. Desde luego, es un dato importante, teniendo en cuenta que muy pocas generaciones de brasileños habían visto a su selección nacional con el balón parado como aspecto a destacar. Aún así no les critico por ello, el balón parado puede ser un fuerte en determinados partidos y puede crear numerosas ocasiones de gol. Uno de los aciertos de Dunga.

Italia de vuelta a casa y decepcionante: Mucho se ha hablado de esta Italia que no encuentra el nivel que tenía años atrás. Que si no tienen un generador de juego constante, que si la pareja de centrales no está al nivel, que si hay jugadores aprovechables en las inferiores que hubieran podido ir... Bien, la cuestión es que Italia está eliminada y con un último partido en la competición para olvidar. Lo sorprendente es que pocos medios del país han pedido la dimisión del seleccionador, sino que tan solo han optado por darle alternativas a Lippi, al que no le queda más remedio que acatarlas. Pero lo mismo sucedió cuatro años atrás y posteriormente Italia fue campeona del mundo, mejor no darla por vencida.



Egipto, la revelación de la confianza: Muchos de los entusiastas del fútbol internacional tenían a Egipto como revelación del torneo. De hecho, lo fue en sus dos primeros partidos. Casi empate ante Brasil en el mejor partido de la competición hasta el momento y una victoria muy apurada contra Italia. Dos muy buenos resultados, sobretodo el último, para una selección a priori menor. Pero, y aquí viene lo peor, en la locura conjunta de la última jornada vimos al peor Egipto, el que se confía ante el último del grupo y espera el resultado del partido que se juega simultáneamente para posteriormente perder una clasificación que le habría reportado prestigio internacional. Pero bueno, las sensaciones de los campeones africanos han sido buenas y esperemos que se metan en el Mundial del año que viene.

USA o como dejarlo todo para el final: Pues parece ser que los americanos tenían las maletas ya hechas para volverse a su patria, pero el señor Bradley (padre) no estaba tan convencido. Y valió la pena no estarlo porque en un último partido brillante lograron el pase con Clint (en honor al gran Eastwood) Dempsey como mejor jugador según la FIFA y con Donovan en estado de gracia. No sé si por la trayectoria general los merecían o no, pero desde luego es un premio inesperado para unos americanos que iban de cenicienta en el grupo y que al final se han colado en la semifinales, aunque su capacidad para la sorpresa ya es mínima.

lunes, 22 de junio de 2009

Reflexiones de la fase de grupos de la Confederaciones (I)

Brasil y España, pleno: Ya sea por el juego de toque o por la efectividad conjunta, las dos selecciones favoritas han conseguido el pleno, tres partidos jugados, tres ganados. No se puede quejar nadie porque tanto Del Bosque como Dunga han sacado los nueve puntos demandados por las aficiones, con más mérito para los brasileños porque estaban en el grupo de la muerte. Y gracias a los nueve puntos que reportan las tres victorias los dos son primeros de grupo y están más cerca de la final.

La mejora de Nueva Zelanda: Los all whites jugaron su mejor partido contra Irak, así que no los descartemos tan rápido del mundial. Empezaron de la peor forma posible pero han sabido resarcirse y jugaron el mejor partido de la fase justo al final. Aún así, siguen siendo muy vulnerables, pero la espectacular actuación de su portero Moss, que incluso llegó a parecer un portero de primer nivel, y los fallos de los iraquíes, que se han mostrado muy desacertados de cara a portería, propiciaron el único punto de los oceánicos. Lo mejor: La celebración.



Irak y su desacierto goleador: Y digo desacierto por no ser cruel, porque los iraquíes no han conseguido marcar un solo gol en todo el torneo. Si antes del torneo nos preguntábamos por qué no estaban en la lucha por las plazas mundialistas de Asia ahora lo tenemos claro. Ni la gran estrella de la selección iraquí, Mahmoud, que presumía de ser máximo goleador de la última Copa Asia, pudo perforar la meta de alguno de sus rivales. Las únicas buenas sensaciones de Irak es que al menos intentaban tocar cuando tenían la pelota, y la aparición de Akram en el panorama internacional. Esperemos que dé que hablar en el Twente.

Sudáfrica sin un nueve puro: Los sudafricanos han pasado de ronda por providencia divina, porque tampoco ellos han mostrado un buen fútbol en la mayoría de partidos. El centro del campo mejoró cuando entró Pienaar, que se nota en qué liga juega, y la defensa abusa de la agresividad. Lo único que falta es alguien que marque. Sin McCarthy, la responsabilidad recaía en Fanteni, que está muy desacertado de cara a puerta, así que alguien tuvo que surgir para marcar los goles. Fue Parker sí, pero el jugador del Estrella Roja tampoco está ha vuelto a demostrar su instinto de cara a puerta después de Nueva Zelanda, y eso que tuvo alguna. Veremos lo que idea Santana para jugar contra Brasil, pero el reto es muy complicado.

P.D.: Para los interesados en el mundo del Calciomercato o mundo de los fichajes (es lo mismo), os informo de que esta noche, si los recursos técnicos nos los permiten, estrenamos nuevo programa en Gol Norte FM: Crisis... No gracias. El programa tratará todo lo relacionado a fichajes y rumores bajo la dirección de Borja Pardo, y con Devo, Edu, Pol y servidor como colaboradores en rotación (por el tema de vacaciones hemos de rotar). Espero que nos escuchéis (en el primer programa estaremos Borja, Devo y yo). El programa se emitirá esta noche a las 20.30 y el sábado a las 20.00 con la duración aproximada de una hora en los dos casos, y con horario habitual los Lunes y Sábados.

lunes, 15 de junio de 2009

El penalty televisado y otros dottores

Para empezar, reconozcámoslo, el menú de hoy era mucho más apetecible que el de ayer. Tanto un Brasil-Egipto como un EEUU-Italia tenían toda la pinta de ser mejores que los partidos infumables, ya sea por la clarísima superioridad de unos o por el pobre partido de otros, de la jornada de ayer. Y de hecho así lo fueron.

Empezó Brasil su partido contra Egipto con comodidad, sin ser presionada y teniendo espacios. Por eso llega el gol de Kaká, que tras aprovechar la indecisión de la defensa, sobretodo de Gomaa que ha tenido una tarde nefasta, se la lleva con el pecho ya la mete dentro de la portería con una facilidad pasmosa. Eso le facilitó a Egipto asentarse en el partido y mediante un buen centro del genial Aboutrika, Zidan tuvo la pelota en el cielo y la mandó al fondo de las mallas, para poner el empate a uno. Con la Brasil de Dunga, de toque horizontal, para aburrir a las ovejas, no podíamos disfrutar, nos decíamos. Y a la espera de que Egipto se diera cuenta de que no era inferior a los verdeamarelhos Brasil volvió a jugar con las armas "dunganas" que nunca hasta entonces había utilizado y marcó a balón parado Luis Fabiano, tras una jugada que pareció ensayada. "¿Que Brasil marca a balón parado usando jugadas ensayadas?" Se preguntaba la tribu indígena que no había salido de las cuevas desde el Mundial del 70' "Será mejor volvernos a las cuevas" E hicieron bien, porque Brasil volvió a usar el balón parado para meter el tercero, gracias a Juan. Mientras tanto, Shawky se desgastaba por su equipo cargando él solo con el peso de las ayudas defensivas porque Ahmed Hassan tenía que ayudar al ataque. Pero tras el descanso Shehata ha acertado con el cambio: Ahmed Hassan por Eid, para aprovechar los huecos de banda que estaba dejando Kléber. Y ahí ha cambiado el partido. Porque Shawky se ha seguido desgastando, pero esta vez tenía la compañía de Fathi, y ha conseguido un gol raso, de aquellos que impresionan llegando desde atrás. Y porque en menos de un minuto, Aboutrika volvía a dar muestras de su calidad y mandaba un pase a Zidan, como siempre espectacular con su selección, no tanto con su club, para que este asegurara y marcara el empate a tres. Y tras esto y tras fijarnos en el gran boquete que tiene Brasil en la banda derecha con Kléber (¿quién te mandó, Dunga, no convocar a Marcelo?) llegó la polémica.

Unas manos del carrilero Muhamadi han sido obviadas por Howard Webb, pero sí vistas por el cuarto árbitro en la televisión, y le ha chivado al inglés el hecho. Este no ha dudado en expulsar, de forma totalmente justa, al egipcio y señalar penalty para Brasil. Otra vez balón parado. Hicieron bien los indígenas. Y Kaká no perdonó a un Egipto que hoy ha quedado en nuestro recuerdo, llevando los galones de un partido contra la todopoderosa Brasil. Y Dunga excusándose en que los suyos estaban cansados por los partidos de clasificación para el Mundial...



No fue tan emocionante el partido de Italia, pero sí fue agradable. Estados Unidos demostró que con carencias defensivas se puede jugar al ataque perfectamente. De hecho, estoy casi seguro de que plantearán todos sus partidos así. Y como a Italia le gusta no tener la pelota... Sabíamos que Estados Unidos gozaría de oportunidades, pero no creíamos que iban a ser tantas. Han tenido todas las que han querido pero la suerte casi siempre está al lado del grande. Más si se expulsa a Clark por una entrada rigurosísima que le valió la roja, para mí justa. Pero ante todas estas adversidades los yankees consiguieron adelantarse por medio de Donovan, tras un claro penalty, merecedor de tarjeta naranja para Chiellini que el árbitro no consideró oportuna. Todo cambió en la segunda parte, con uno de los pocos cambios ofensivos que ha hecho Lippi en toda su carrera futbolística (¡qué atrevido por su parte Mr. Lippi!) Gattusso por Rossi. El pequeño delantero americano con pasaporte italiano marcó en su primera jugada, participó en el segundo gol y marcó también el tercero. Para que luego duden de él. Y además también está el gol de De Rossi, un auténtico regalito de Howard. Porque, a pesar de que Italia ha dado imagen mala, ha ganado con la intervención de Rossi, en la primera curva de la carrera. De momento van primeros en el grupo de la muerte. Nadie discute a Lippi, le ha salido bien el cambio y han remontado. Y aguanta hasta el Mundial.

sábado, 6 de junio de 2009

De lo que dicen por ahí

-El hueco de Quagliarella: Es un lugar de privilegio. Está comprobado que el puesto de delantero centro en el Udinese está bendito en los últimos años. Cualquiera que pase por ahí sale reforzado con cifras goleadoras , los dos ejemplos más claros los de Vincenzo Iaquinta que se marchó a la Juventus y Fabio Quagliarella que se ha ido nada más acabar la temporada rumbo a Nápoles. Entonces los dirigentes de Friuli se han apresurado a buscar un substituto para el napolitano y el recién llegado es Bernardo Corradi. Tras mil y un fracasos desde aquellas temporadas en la Lazio, vuelve a un equipo de cierto respeto en Italia. Vamos a ver qué pesa más, si la correosa fama que lleva tras de sí Corradi o la soberana magia que consigue Marino de sus delanteros. Yo, por si acaso, iría buscando otro susbtituto.

-El retorno de Rijkaard: Los holandeses vuelven a tener representación más allá de sus fronteras. Tras la marcha de Van Gaal al Bayern, se confirma que el Galatasaray se hace con los servicios del ex del Barça. Después de sonar durante medio año para cualquier equipo que caía en mala racha, Frank ha decidido irse al Galatasaray, cosa que anuncian a bombo y platillo en la web del club. Una decisión arriesgada por parte del holandés, sobretodo viendo como acabó Luis Aragonés después de su periplo por tierras otomanas.

-La atención sobre dos equipos: Los primeros movimientos de Genoa y Bayern han sido los más sorprendentes. Los italianos han reforzado la plantilla con un killer de altura, Hernán Crespo, para suplir al, ahora interista, delantero Diego Milito que tan buen resultado ofreció la pasada campaña. Por si fuera poco, han fichado a Sergio Floccari, ex de Atalanta, para hacerle de compañero. Se espera un buen ataque de cara a Europa por parte de los italianos, además de la fuerte y sólida defensa que ya nos habían ofrecido. Por la parte germana vienen buenas nuevas. A los ya fichados Tymoschuk y Baumjohann se han sumado Mario Gómez, Ivica Olic y Danijel Pranjic. Cuatro muy buenos jugadores para el ataque y un perfil que el Bayern aún no tenía. También se habla del interés por Manuel Neuer, que reforzaría notablemente la portería, y están buscando un lateral derecho, ya que Lell no convence. Desde luego, si no ganan la Bundesliga el año que viene...



-Baile de entrenadores: Hay movimientos en los banquillos alemanes. Juego de fichas que diría alguno. Bruno Labbadia se marcha al Hamburgo después de que Martin Jol se marchara al Ajax, y el substituto de Labbadia en el banquillo del Leverkusen es Jupp Heynckes, el hombre tranquilo. Por el momento los tres inician sus proyectos con la confianza al máximo, pero depende de los resultados esta irá cayendo. El que más difícil lo tendrá es Jol, casi seguro.

lunes, 1 de junio de 2009

Una historia verdadera

Sí, porque, de vez en cuando, contar algunas cosas sucedidas durante la temporada nos hacen recordar aún esos momentos. Una sombra que está siempre a nuestro lado y que se vuelve visible al mirarla. Pues esta historia no es una road movie, como la película del mismo nombre, es más bien una historia para ser contada, una anécdota curiosa, un cuento de Andersen... Llámenlo como quieran, la cuestión es contarla.

Era un domingo, 17 de agosto, yo y el equipo de "Pekín 2008" estábamos inmersos en la retransmisión de los juegos olímpicos de ese verano. Y en uno de los intermedios, mientras tenía puesto Livescore, la página se actualiza y veo un dato curioso: Grenoble 1-0 Rennes. Interesante, cómo un equipo recién ascendido puede ir ganando a un consagrado equipo UEFA en Francia. Así que lo dije en antena, no sin antes mirar y fijarme en el goleador, Nassim Akrour. La reacción inmediata del presentador, un buen amigo, fue la siguiente: "A quién le interesa eso teniendo a España jugando un partido de baloncesto". Era verdad, la selección española estaba jugando un partido de basket en su camino hacia la plata, así que por aquel momento me ahorré el comentario reivindicativo, y seguimos metidos en el partido de la ÑBA.

Pero al día siguiente preparé el terreno, había un dato que me había sorprendido hasta a mi la noche anterior. Esperé, había competición de natación. Y después lo solté. Le dije si se acordaba de lo que dijo ayer, él respondió que sí. Y entonces le dije quién iba líder en Francia en aquel momento: ¡¡El Grenoble!! Así gritando de alegría. Entonces logré el efecto deseado, algo que seguramente no hubiera conseguido con mis típicos comentarios reivindicativos del fútbol pequeño, él se retractó de lo dicho y me pidió que si el Grenoble volvía a marcar, fuera contra quien fuera, lo comunicase al instante.

No fue así, la semana siguiente el Grenoble bajaba a la tierra y perdía contra el, por aquel momento, potente Lyon, con goles de Makoun y Benzema, y no pude volver a decir que el Grenoble marcaba y se colocaba primero. Pero a partir de aquel momento, cada vez que repasaba la clasificación en Francia miraba hacia el equipo de la rue Henri Barbusse y calculaba cuánto le quedaba para salvarse. Hasta que, a falta de poco para el final pude alegrarme de la permanencia del equipo blanquiazul que, pese a ser el equipo que menos goles garantiza por partido, tan bien me había caído desde ese momento.

domingo, 24 de mayo de 2009

Como John Wayne en Centauros...

Pues sí. Esta mañana después del festejo del título de liga (tanto el del Barça como el del Wolfsburgo, aunque no sea fan completo de los alemanes) de anoche me ha tocado ir a mi partido de balonmano. Un poco suplicio, pero hay que hacer equipo. Total que el partido ha acabado con nuestra derrota y conmigo en el banquillo tras dos exclusiones de 2 minutos, no se debía tentar a la tercera que es roja. Así que tras ducharme y tomar un refresco, me he ido a casa y me he puesto una película, cosa que me relaja mucho, que me encanta y me encantará siempre: La magnífica Centauros del Desierto. Un clásico del cine que recomiendo ver a cualquiera que se considere amante del séptimo arte. Y me he quedado con la última escena de la película para este post.

Porque si John Wayne bajaba del caballo y le entregaba la niña no tan niña a sus tíos, nosotros bajamos de la temporada y empezamos a cerrar el chiringuito del fútbol. Por supuesto que no parará, no lo hace nunca. Pero no seguirá a este nivel. No tendremos este verano a la emocionante Bundesliga para poder ver al sorprendente Hoffenheim, al renacido para caer Hertha o al Bayern comandado por Ribery. Ni al gran campeón (y merecido) Wolfsburgo. Tampoco podremos ver al joven Macheda salvar el título del gigante de Manchester, o como un decepcionante Newcastle pierde la categoría y va a segunda. Ni como un Inter sólido y regular conquista de nuevo Italia, alzando la vista hacia Europa. Ni al joven y sorprendente AZ Alkmaar ganar la Eredivisie jugando un fútbol ultraofensivo. Y seguramente no reviviremos, más que en nuestra mente, la final de la UEFA que ganó el Shakhtar.

Aunque, claro está, tampoco podemos quejarnos. Siempre nos quedará París, o en su defecto Burdeos. Queda solo una jornada y se lo jugarán todo en la última de la liga. Juegan contra el Caen, que se jugará la permanencia, y no aseguraría yo a nadie que el Burdeos gane. Quizás el empate sea lo más posible. Paralelamente se jugará el Marsella-Rennes, que promete ser también emocionante. Los primeros se juegan el campeonato, los segundos, la UEFA. También restará Turquía con ese final entre Besiktas, Trabzonspor y Sivasspor (ojo que está perdiendo ahora mismo) como campeones alternativos en el año más "original" de los últimos del fútbol turco. Y por supuesto, la Champions League, que coronará al mejor equipo de Europa. Vacaciones en Roma.

Pero, aunque exista la tentación de entrar al calo familiar, hagamos como Wayne y quedémonos fuera de la casa, esperando al verano que se nos viene encima. Por lo primero está la Copa Confederaciones, y luego, también está la Libertadores. Además de Rusia, que continúa en marcha con un parón por medio. Y esto no parará, seguirá todo el verano, ya sea fichajes o torneíllos de verano. Y deberemos estar ahí para verlo.

domingo, 10 de mayo de 2009

Tévez, Marin y el Werder, un caso clínico

Sí, porque son todos casos extraños, porque cuesta diagnosticarles alguna enfermedad, pero sin embargo, tienen molestias. Síntomas. Como el doctor fútbol no puede detectar esa infección, han decidido ir a terapia de casa que se llama. Las cosas, a su manera, como Frank Sinatra.

Porque a Tévez le falta cariño, le falta importancia, le falta confianza. ¿Se puede jugar en el United a un nivel muy bueno falto de todo eso? Por lo visto sí. El argentino sabe que difícilmente el United va a pagar la plenitud de sus derechos, así que ya está buscando una salida a cualquier sitio, donde sí lo valoren como el pedazo de delantero que es. Ya ha dicho que seguramente se irá este verano, pero aún le queda tiempo para deleitar a los aficionados. Porque si Cristiano había marcado un golazo de falta para poner por delante al United en el derbi de Manchester, él no iba a ser menos. Tras el control del portugués, al que siguió un pase para el argentino, este último se lo pensó y soltó un derechazo que se marchó directamente a la escuadra citizen. Después del partido, claro, su entrenador, Ferguson, fue preguntado por el tema Tévez, a lo que el sir inglés respondió con evasivas y no dio a entender gran cosa. A pesar de ello, Carlitos seguirá cumpliendo.

Uno de los pacientes alemanes del doctor tiene muy buena carrera, pero aún no ha firmado nada con nadie. Así como su compañero Baumjohann se irá al Bayern este verano, el pequeño y rubio cirujano está completamente centrado en la permanencia de su equipo, el Monchengladbach. Además es capaz de resarcirse de fallos como el del penalty de hoy que paró Neuer, para manejar el último ataque de su equipo y darle el gol en bandeja a Colautti, que había salido desde el banquillo. Hablamos, para el que no se haya dado cuenta, de Marko Marin, el extremo derecho de los potros (es el sobrenombre del equipo que nadie se asuste). Tiene muchas novias, pero aún no se ha decidido a casarse, aunque está todo por llegar. De momento suena muchísimo para el Leverkusen, aunque no hay nada hecho.

Y el último, el que adolece de más molestias, pero que, sin embargo, se ha clasificado para la final de la UEFA y ha echado al Hamburgo de la lista de contendientes al título. Ya solo quedan tres, para dos jornadas. Cuatro veces en 19 días se han enfrentado el Hamburgo y el Bremen y el resultado es favorable, y mucho para los hombres de Schaaf, todos los duelos esenciales ganados (excepto el de UEFA del que después se resarció ganando 3-2). Hoy, con dos goles clavados de Almeida, tras sendos centros de Rosenberg y Özil, la afición pudo estar muy feliz, se ganó a uno de los grandes rivales, y además lo borró de la carrera por el título. Una montaña rusa de resultados que ahora mismo está en la cúspide.

viernes, 8 de mayo de 2009

La final que pocos esperaban

Si al principio de la temporada a cualquiera le preguntan por la final de la UEFA, poca gente, igual nadie, hubiera acertado la final de la última edición de la competición bajo ese nombre. La final será un Shakhtar Donetsk-Werder Bremen. Dos equipos con nombres compuestos, dos equipos tremendamente irregulares y dos equipos con entrenadores siempre discutidos.

El Shaktar, digamos la verdad, lo tenía más fácil. Un empate a uno en el campo del Dínamo y la vuelta en casa. No parecía que fuera demasiado complicado eliminar al histórico equipo ucraniano. Y no lo fue demasiado. El Shakhtar tuvo el partido bajo su control, sin intento de hacer nada impresionante, pero sí tocando y tocando. Además hacia portería, sin miedo. Tan solo algún balón de Aliiev daba verdadero peligro a los locales. Entonces, llegó el gol de Jádson, que lanzó un verdadero misil después del regalito de Luiz Adriano, que dejó de pelear por la pelota en cuanto vio que venía el brasileño ex-Paranaense. Eso aún le ponía las cosas más fáciles al equipo minero, porque seguía teniendo el balón y seguía creando ocasiones. Pero después del descanso, una jugada muy bien trenzada, provoca un pase perfecto de Aliiev a Bangoura y este define de maravilla. 1-1, es decir eliminatoria empatada. Lo siguiente era la prórroga. Pero, para evitarlo, Ilsinho, lateral con mucho carácter ofensivo como se demuestra en esta jugada, se acerca al área, le llega un balón y él mismo se va de dos defensas y bate al portero con un gol que clasificaba al Shakhtar y que podría darle un título a Lucescu, después de que todo el mundo pidiera su cabeza a principios de temporada.

La otra semifinal fue el regalo de Diego a la afición de Bremen, ya que si no pasa nada, no podrá jugar la final por la amarilla de ayer. Y se irá a la Juventus, claro. El primer gol, donde el brasileño se ayuda de un magistral pase de Pizarro, daba esperanzas al Bremen. El segundo, aunque no hace nada Diego, que se come Rost y que Pizarro celebra por todo lo alto, los metía en la final. El tercero, en el que Diego manda un centro preciso, que de carambola acaba en gol, les daba tranquilidad. ¡Estaban en la final! Pero, apareció Olic, que ya había marcado el primero del Hamburgo, para meter miedo a los verdes con un gol. 5 minutos de sufrimiento que tuvieron los aficionados visitantes, que dieron al final de partido, y a la final de la competición. Deberían estar contentos. Pero, claro, sin Diego, la final será más difícil...

P.D.: Me excuso por la poca actividad del blog estos últimos días, no he podido por diversas cuestiones. Para compensar, os recuerdo, y descubro a quien no lo sepa, que estos días se está jugando el Europeo sub-17 del que España es vigente campeona. Me gustó mucho Holanda, y también son potentes Alemania e Inglaterra.

martes, 5 de mayo de 2009

El fantasma de cada casa

Empiezo con Michael Caine en su soberbio papel en "El americano impasible": Dicen que sea cual sea la cosa que estás buscando, la encontrarás aquí. Dicen, que vienes a Vietnam y entiendes mucho en pocos minutos. El resto debe vivirse. Buena forma para describir la Champions, aunque el inglés esté hablando de Vietnam.

Se enfrentan esta noche el Arsenal y el United en un duelo que dará como resultado al primer finalista de la Champions. Un duelo que de momento gana el United con el 1-0 de la ida marcado por el irlandés O'Shea. Pero esta noche Wenger y su legión de Gunners aspiran a ganarse un viaje a Roma para finales de este mes. Para ello irán con todo. Sin las pausas en el juego que ocurrieron en la ida, esa falta de ideas y la pobre aportación de determinados jugadores. Wenger ha dicho los necesita a todos con ideas esta noche. El primero, Adebayor, que estuvo bastante perdido en la ida.

En realidad, la ambición de Wenger pasa por mejorar el mediocampo del Arsenal. El uso de Song y Diaby, sacrificó a Denílson en la ida y eso se notó en el juego colectivo. Además, la incomodidad de Nasri en la banda, y la menor aportación de Cesc desde la mediapunta perjudicó al juego ofensivo de su equipo. En defensa hay bastante a mejorar, pero tan solo era una defensa de circunstancias y no se le puede pedir mucho más de lo que hizo. ¿Qué pasa? Pues que al ver el poco nivel de Adebayor en los últimos partidos la gente pide una alternativa, que esta noche se llama Eduardo. También está la recuperación de Van Persie, que será titular casi seguro y la lesión de Silvestre, aunque esto último más que una desgracia es una alegría para muchos. Se intuyen Gibbs y Djourou en la parte lastrada de la defensa y el resto con cambios, que no me atrevo a aventurar al estar hablando del técnico alsaciano.

El otro lado, el mancuniano, se presenta como el favorito para llevarse la guerra, no la batalla. Una plantilla llena de calidad, con posibilidades de tapar cualquier posición y con un entrenador casi legendario. Sin bajas importantes, parece que se va a repetir la alineación del partido de ida, a excepción, quizás, del cambio de Berbatov por Tévez. Es posible también, la entrada de Giggs en el mediocampo, quizás por Fletcher e improbablemente por Carrick debido al partido que hizo en la ida. Portero indiscutible, defensa muy definida, y muy pocos cambios en el mediocampo y en la delantera. A Ferguson suele salirle bien.

Acaba Michael Caine: Dicen que hay un fantasma en cada casa, y que si puedes estar en paz con él, él restará impasible. Ese fantasma, en la casa de Wenger, se llama Manchester United.

jueves, 9 de abril de 2009

Ivanovic, el acierto de Hiddink

Seguramente cuando la mayoría de personas vieron la alineación de Hiddink ayer no podían creer lo que había hecho el holandés: Se había cargado a Mikel, Deco, Anelka y Carvalho. Además había apostado por Branislav Ivanovic en el lateral derecho, que solo había jugado un partido en esa posición (en el Chelsea) el pasado sábado contra el Newcastle, vale que había salido bien, pero el Liverpool era arena de otro costal. Muchos habrían apostado por Belletti, que es un lateral puro, o incluso por Mancienne, que también había jugado ahí. Pero Guus apostó por Branislav.

Aquel serbio del que me había enamorado cuando jugaba en el OFK, al que vi en un derbi contra el Partizán y al que luego decidí no perder la pista. La alegría que supuso para mí ver que se marchaba al Lokomotiv, mi equipo ruso, y ver que rápidamente era titular, jugaba todos los partidos y era importante para Slavoljub Muslin. También me alegré por su fichaje por el Chelsea en un principio, pero al ver que tenía que jugar con los Reserves, me arrepentí del fichaje. Pero, al llegar Scolari, y al darle confianza poniéndolo como central, Brano ganó en moral. Tras eso, Hiddink recuperó la posición en la que Ivanovic había jugado en Rusia, el lateral derecho, debido a la baja de Bosingwa. Era la opción de Guus.

Y una opción que ayer salió de forma totalmente redonda. Sabía Hiddink que con rematadores como Ivanovic o Alex las jugadas a balón parado serían muy peligrosas, más con la defensa en zona de Benítez, que ayer demostró ser débil ante especialistas como estos. En el primer gol, Branislav se mueve de una forma excepcional, y deja atrás a Xabi Alonso y se anticipa a Skrtel en el remate, además de rematar casi sin dificultades. El segundo gol demuestra la inteligencia del serbio, se queda colocado junto a la defensa y con un remate limpio vuelve a meter la pelota en la portería. Celebración por todo lo alto, dos goles con el Chelsea (teniendo en cuenta que es un jugador de perfil defensivo), en unos cuartos de la Champions y en el templo red. ¿Qué más se puede pedir?

Pues sí hubo más, porque Ballack ayer estuvo inmenso, controlando todo el juego del Chelsea y ejerciendo del sargento que muchos equipos desearían tener. Aquí no hay ningún Podolski para toserle. Drogba manteniendo a los centrales reds siempre atentos, porque al menor descuido llegó el tercer gol. Y por supuesto, el gran vencedor del duelo de ayer, Hiddink, que demostró que su cerebro está hecho para el fútbol, que puede sacar incluso de donde no hay (claro que no es el caso del Chelsea) y que sus equipos son agradables de ver. Y que sus apuestas son de fíar. Ayer apostó por Ivanovic y acertó. El enésimo acierto de Hiddink.

miércoles, 8 de abril de 2009

La extraña noche de Tremonti

Ayer era noche de Champions. Ningún hombre que se considere aficionado al fútbol hará otra cosa que ver los partidos que hacen por la tele o ir al estadio si tiene entradas. Nadie te tendría que privar del placer de ver el Villareal-Arsenal o el Manchester United-Oporto, ni los partidos de esta noche. Pero hay cosas que sí lo pueden hacer. ¿Ejemplos? Pues el nacimiento de un hijo, que justo ese día por la noche haya un apagón en tu zona o que juegue tu equipo del alma. Porque, ¿hay partidos a la misma hora que la Champions? Pues a pesar de lo que se pueda pensar sí, los hay y además se producen sorpresas como la de ayer.

La historia es esta: Ayer mientras repasaba algunos resultados de la Champions League asiática, que seguí directamente viendo el Nagoya Grampus-Newcastle Jets, encontré en uno de los típicos recuadros de publicidad de páginas de apuestas, una apuesta que me chocó totalmente: Pandurii Targu Jiu 3.30€, Empate 3.50€, Steaua Bucarest 7.20€. Sabía de la mala posición del Steaua, pero no lo consideraba tan grave como para dar favorito a un equipo que está luchando por no descender. Así que me apunté en mi agenda mental que tenía que ver ese partido como fuera. El partido empezaba a las ocho de la tarde y por ello sabía que no podría verlo todo y que cuando acabaran la primera parte, como suponía que el Steaua ya ganaría sobrado, apagaría y me pondría atento con la Champions.

Para hacer tiempo, investigué un poco sobre la ciudad en la que se iba a jugar el partido, Targu Jiu, más que nada porque sabéis que soy un amante de la Europa profunda, y no conocía nada de esta ciudad. Se ve que Constantin Brancusi, un hombre que vivió en la ciudad desde niño, contribuyó enormemente a la conservación del patrimonio histórico y además añadió algunas de las principales atracciones turísticas actualmente como son La mesa del silencio, La puerta del beso o La columna sin fin (que aparece en el escudo de armas de la ciudad). Bueno, pues en el parque que hay justo al lado del estadio, se encuentra La mesa del silencio, así que todo queda cerca.

Antes de que empezara el partido me prometí a mí mismo que cuando el Steaua ganara ya por 0-2 apagaba la ventana del ordenador y me iba a hacer unas palomitas para ver los cuartos de Champions. Pero las palomitas tuvieron que esperar. El dominio del equipo de la capital fue aplastante, constantes centros de Semedo para Kapetanos, que ayer jugaba solo en punta, y diagonales de Nicolita hacia el centro que hacían mucho daño a la defensa local. Pero Piturca logra conducir un contrataque hasta el área rival y la deja larga para Thiago Tremonti, que, pendiente de toda la jugada, bate fácilmente a Zapata y pone el 1-0 en el marcador. Faltaban unos pocos minutos para que empezara la Champions y la tele estaba encendida, pero en ese instante no me importaba si el Arsenal salía con todo o si el Oporto era muy ofensivo, me interesaba quién era ese Tremonti que había hecho saltar de sus asientos a casi todo el estadio de Targu Jiu. Decía Blaise Pascal que "la peor enfermedad del hombre es la curiosidad inquieta de lo que no puede conocer" y tenía razón, pero yo ese dato sí lo podía conocer, solo hacía falta un click. Y con ese pequeño movimiento accedí a lo que quería saber: Thiago Tremoni jugaba en Brasil como delantero hasta hace más o menos un año cuando se convirtió en uno de los fichajes en los que más esperanzas se tenían puestos y se habló muy bien de él. Tras una lesión volvió hace poco a jugar con el equipo en una posición más retrasada, de centrocampista ofensivo, y ayer marcaba su primer gol en la liga.

Ni palomitas ni me podía centrar en la Champions (aunque eso sí, tenía dos teles encendidas con los dos partidos) pero la verdad es que ahora me estaba interesando por el partido de Rumanía. Y tras los goles de Marcos Senna en el Madrigal y de Rooney en Old Trafford, volvió a marcar Tremonti. Esta vez fue un gol de valentía y de atrevimiento que valió un 2-0, dos goles en una noche, en la que seguramente muy poca gente te estaría viendo, quizás solo las pocas personas que fueron al estadio, pero son dos goles que valen una recuperación de un jugador que ayer, me recordó porqué me gustan tanto las ligas pequeñas. Por historias como esta.

domingo, 5 de abril de 2009

El cercano héroe shakespiriano más otro candidato

Justo esta misma mañana, mientras se disputaba el GP de F1 de Malasia, y como previa a la tarde futbolística me he puesto la película Shakespeare in love (tranquilos que esto no es otra de mis múltiples divagaciones sobre cine), que narra la pérdida de inspiración por parte de un joven William (Joseph Fiennes) y el ficticio romance con una noble llamada Viola de Lesseps (Gwyneth Paltrow) de la que nace una de las obras teatrales más aclamadas de todos los tiempos, Romeo y Julieta, que decide ambientar en Verona.

La mitad de veroneses que son del Chievo están hoy de celebración. Su equipo ha plantado cara dignamente a una Juventus que empieza a despedirse del Scudetto tras el empate de hoy, con un héroe indiscutible que ha sido el objeto de todas las miradas en Italia, Sergio Pellissier. El abanderado del Chievo, de Domenico di Carlo que declaró que la permanencia pasaba por sus goles, ha trazado hoy una triplete que aleja a los veroneses de los puestos de descenso y les permite ir con más seguridad a los próximos partidos. Tres goles de auténtico killer del área, los dos primeros en los que deja por detrás a Mellberg, un central de cierto nivel, y define ante Buffon con una tremenda seguridad y el último donde aprovecha el espacio dejado por el albanés Bogdani (no lo cubriré de elogios aún estando de moda el delantero del este) y remata a puerta casi vacía para dejar la cara de Ranieri aún más de palo. Pensando están, los veroneses, en que esta vez no se hablará (por lo menos durante algunos días) de ellos tan solo en las clases de literatura mencionando a los Capuletos y los Montesco, sino que esta vez se hablará de los tres goles de Pellissier, un hombre con apellido francés como es común en Aosta sitio de su nacimiento, y que ya conocía Turín, pero al que los turineses (incluído Ranieri) no conocían en su esplendor.

Aparte de eso, hoy he "descubierto" a un jugador del que me he quedado prendado desde el primer momento en que le he visto mover el balón. Esta mañana, después de la citada película me he decidido a ver si Rakhimov conseguía sacar los tres puntos con la visita del colíder, Krylia Sovetov, al Lokomotiv Stadium. Pues es un principio he estado tentado de apagar la televisión de lo mal que jugaban todos los jugadores del Lokomotiv excepto dos, el ya habitual Bilyaletdinov y el para mí renacido Dujmovic. Este último me ha proporcionado moral para seguir viendo el partido. Bueno, esto y el constante incordio del amigo Koller en el área de Cech, ya que sigue bastante en forma el checo. Lo dicho, a Dujmovic le bastaron dos jugadas para dejar clara su calidad y el poderío físico que mostraría durante todo el partido. Se mueve, saca el balón jugado y se adelanta a las jugadas de los contrarios, en cierto modo se parece a Tymoschuk (de hecho creo que puede ser un mediocentro muy valorado cuando acabe la temporada) en el juego. Si además se le suma el gol que ha marcado hoy casi en el último minuto y que vale tres puntos te sale una tarde redonda. Y espero que el resto de la temporada le sea tan redonda al croata (al que ya incluyo como candidato a substituir a Kovac para la selección) como el partido del Wolfsburgo de ayer.

domingo, 29 de marzo de 2009

El nuevo fenómeno Sounder

Desde que los Seattle Storm ganaron el campeonato de la WNBA (liga americana de basket femenino) en 2004, los equipos de Seattle están de capa caída. Desde ese año, los Seahawks (equipo de fútbol americano) han venido quedando terceros y cuartos de su división, cosa que no les hace ni estar en playoffs, los Mariners (equipo de béisbol) han quedado cuartos en su división excepto en 2007 cuando quedaron segundos, y los Thunderbirds (hockey hielo) han progresado pero aún les falta el nivel para pasar más de una ronda en los playoffs. Entonces queda el basket ¿no? Pues no porque los Storm han sido eliminados en primera ronda en playoffs desde ese campeonato y los Supersonics cosecharon malos resultados hasta que desaparecieron. Pero este año se recobran las esperanzas en la ciudad fronteriza, porque los Sounders pegan fuerte.

El debutante de este año en la MLS ha causado sensación desde sus inicios. La elección de la Space Needle de Seattle como tema principal para el escudo del equipo, la creación de la Sound Wave (ola de sonido), una banda de música que marcha por los alrededores del estadio cuando hay partido, y el patrocinio de Microsoft/Xbox 360 han contribuido a que se hable de los Sounders. También el fichaje de Freddie Ljunberg lo ha hecho. Y el equipo ha respondido a la expectación creada de forma notable. Dos victorias en dos partidos contra rivales de nivel, mostrando uno de los mejores juegos de la MLS. Algo que no pasa desapercibido para los aficionados europeos.

Esta noche decidí ver a los Sounders porque, aparte de que me perdí su primer partido y solo pude ver los highlights, se decía que podía debutar Freddie Ljunberg y para desconectar un poco del fútbol de selecciones. Pues bien, está mal que yo lo diga pero... ¡Qué gran elección! El Seattle juega un fútbol sencillo, sin complicaciones, con un estilo muy parecido a algunos equipos de Premier. La constante caída a la banda de Steve Zakuani es un recurso sencillo pero a la vez efectivo, siempre manteniendo a Jaqua en el centro. Y por encima de todos los jugadores de los Sounders sobresale uno: Fredy Montero. Sobradísimo en USA, incluso más que en Colombia, mostrando un repertorio de movimientos sobresaliente y además dando la tranquilidad a su equipo con un golazo desde su casa, que por encima de todos favoreció a Keller. Sí, aunque parezca sorprendente Kasey Keller sigue en activo. Y muy bien además, con unos reflejos que seguirían sirviendo en Europa si quisiera. Otro jugador a mencionar es el central Jhon Hurtado, también ex de Deportivo de Cali y que estuvo haciendo unas pruebas con el Milan, que a sus 24 es el jefe de la defensa y ha mostrado muy buenas maneras como defensor. Al final sí vi a Ljunberg aunque a cambio tuve que sacrificar al jugador que más me había gustado hasta el momento, con el permiso de Montero, Zakuani. Realmente el sueco no aportó anda a excepción de su mera presencia así que tendré que verlo en otro partido en el que haya más acción por su parte. En resumen, a pesar de mostrar debilidad en algunas fases del encuentro, son claros candidatos, incluso diría favoritos, para ganar la MLS.

Ahora mismo me voy a poner a los Sounders como interés en el perfil, pero antes, comentar al renacido Pazzini (¿cuándo murió?) y los cambios que hizo Maradona en el partido contra Venezuela (que esta vez le salió bien).

viernes, 20 de marzo de 2009

15 razones (de peso) para no perderse el Liverpool-Aston Villa

Sé que el título del post suena a telepromoción de tres de la tarde para que veas el partido que se dará dos horas después, pero lo cierto es que lo hago por amor al arte, porque me apetecía hacer algo así. Y además, también porque el Villa tiene la oportunidad de redondear sus victorias en Anfield, 14 de momento, 15 si gana. Y por eso son 15 las razones:

1. La primera razón que viene a la mente de cualquier aficionado al fútbol internacional, el Liverpool se juega la difícil Premier y el Villa la preciada Champions.
2. Porque es un enfrentamiento entre técnicos reputados y respetados en Inglaterra, Benítez-O'Neill.
3. Se producirá un duelo de características religiosas, como es "El Ángel Gabriel" (Agbonlahor) contra "El Niño" (¿hace falta decir quién es?).
4. Para comprobar si Ashley Young crece (un pequeño y malo juego de palabras) ante un grande como el Liverpool.
5. Heskey vuelve al lugar donde fracasó unos años atrás. Además tendrá como rival al "Asesino" (por la pinta más que nada) Skrtel.
6. Porque difícilmente el partido acabará en empate, puesto que el Villa no ha empatado aún fuera de casa.
7. El Villa lleva siete partidos sin ganar mientras que el Liverpool lleva tres seguidos haciéndolo.
8. Para ver si Dossena vuelve a deleitarnos con otro gol.
9. Para ver la reacción de Martin O'Neill ante un posible cambio "chorreo" (como el de Spearing ante el Madrid) de Benítez, que Martin también sabe de chulería.
10. Para reírse del rumor del posible fichaje de Demba Ba por el Liverpool (aunque no venga nada a cuento).
11. Porque Gareth Barry se merece una razón aparte.
12. Se podrá comprobar el estado on fire de la zurda de Fábio Aurélio sobretodo en los saques de falta.
13. Para seguir aprendiendo la canción que le ha hecho Anfield a Fernando Torres.
14. Porque, a pesar de que me esfuerzo en no verlo, hay dos jugadores ex-Reading en la plantilla del Aston Villa (risa maliciosa).
15. Y por último, porque, no sé vosotros, llevaba meses esperándolo.

domingo, 15 de marzo de 2009

Tentando a la suerte para superar los 12+1

Un equipo con un trébol de cuatro hojas en el escudo y 13 Copas de la Liga parece una clara antítesis. Es como si rompiéramos un espejo con una pata de conejo (con rima y todo), aunque quizás sería más efectiva la herradura. Por eso ese equipo ha de pasar la barrera de las 13 copas, esa "barrera de la suerte". Desde luego, lo que queda más que claro del día de hoy es que los leones rojos, o en su defecto amarillos, han tenido que pasar por debajo de un escalera.

Si ya era bastante flagrante la posibilidad más que real de que el Celtic se alce con su cuarta Premier consecutiva, hoy los Bhoys le han vuelto a ganar la partida en el Old Firm al Rangers. Además, y para colmo de males, era una final de Copa de la Liga. Sin hacer nada brillante, más bien dejando el juego bonito para otras ocasiones, los dos equipos llegaron a una prórroga con bastantes alicientes para verla. Entró Boyd hacia el final del partido (en los 90 minutos digo) después de la polémica con Walter Smith. También se pudo ver cómo juega McDonald cuando se le deja solo en punta con McGeady detrás, aunque hoy no haya marcado. Pero bueno, al final decidió, como viene siendo habitual por el Celtic, una jugada iniciada por Nakamura, que botó una falta muy cercana al área y el joven O'Dea marcó el primer gol del partido, que luego sería secundado por el penalty marcado por McGeady para redondear el resultado que daba al Celtic su decimocuarta Copa de la Liga en toda su historia.

Los otros leones domados, los del Aston Villa, los amarillos, que hoy perdieron frente a unos resucitados Spurs. Un rebote en la portería de Friedel y el posterior remate de Jermaine Jenas, además del posterior gol de Darren "soy más que útil" Bent lograron meter debajo del Arsenal a un Aston Villa que demostró que aún no tiene el nivel suficiente como para quedar entre los cuatro primeros de la Premier, sin regularidad ante los equipos más débiles en el tramo final. Por cierto, que casi se me olvida, marcó Carew. Para más inri, tras todo lo sucedido ayer en la Premier, el Chelsea ganó hoy, sí ganó, y se pone a los mismos 4 puntos que el Liverpool, así que, hoy sí, hay Premier.

Y bueno, en Italia destacadísimo, aunque inservible paseo del Milan ante el Siena (qué aburrido es ver jugar a los blanquinegros) con la gran actuación del pasado y el futuro del Milan, Inzaghi y Pato, Pato e inzaghi. También ganó la Juventus ayer al Bolonia, que demostró que es un equipo que si se mantiene será más por oficio que por calidad, de goleada con la actuación magistral del de siempre, Del Piero. Mientras escribo esto el líder gana a la Fiorentina con un gol de... ¿Adivinan? Zlatan Ibrahimovic.

Lo mejor, lo de Francia, la derrota del Lyon a manos de un Auxerre que no se jugaba nada y salió a por todas, y fueron todas las que consiguió. Partidazo de Thomas Kahlenberg que se reivindicó como el mejor jugador, de largo, del Auxerre, además de marcar un golazo casi al final del partido. Lo mejor es que, a falta de diez jornadas para el final de la Ligue 1, el PSG tiene hoy la oportunidad de ponerse líder después de no sé cuántos años sin serlo. Aunque para ello tendría que ganar al Marsella. De momento 0-0 en el marcador.

El fin de semana futbolístico acaba aquí, pero ya saben, para todo lo demás Mastercard. Aunque los del City tiran de ella y no es que les funcione mucho la cosa, no.

P.D: Horribles noticias para el fútbol: Espectador mata a futbolista, 650 detenidos en el Spartak-Zenit.