jueves, 4 de diciembre de 2008

El argentino y el escocés

En un principio, pretendía hacer un post sobre los derbies del domingo, como bien adivinó Sergio en sus comentarios sobre el post del sábado. Pero, cosas de la vida, no pude hacerlo, y me quedé sin comentar lo emocionantes que fueron todos, sobretodo el de Gales.

Hablando del Derby de Gales, estuve comentándolo con Pol Gustems, Y se quedó alucinando con el papel de MacDonald dentro del Derby. Revolución total. Pues bien, el mismo apellido vino a mi recuerdo el pasado martes por la noche. Pero no escrito de la misma forma. Esta vez se escribía McDonald. 3 años atrás lo había visto en el Dundee y recordaba los comentarios del comentarista del partido: "A good player with great future". Seguía recordando. Su traspaso al Burnley fue un poco complicado. Al principio, oferta del equipo inglés rechazada. Al mes, se confirmaba el traspaso. Poco imaginarían los aficionados Clarets que el chico que ficharon con 19 años (recién cumplidos los 20) acabaría siendo el que se marcara un partidazo ante el Arsenal y los llevara a las semifinales de la Carling. Dos goles en la noche, uno tras una fatal salida de Fabianski y el otro tras un exhibición de la potencia en carrera que le caracterizaba en los partidos de Escocia sub-21. Y cuando marcó el segundo pensé que había hecho bien en venir a Inglaterra. Sabía que seguramente no triunfaría, pero mucha gente se acordará de su nombre tras noches como esa. Por cierto, espectacular la marcha del Burnley en la Carling, ganando a los dos mejores equipos de Londres (por clasificación), Chelsea y Arsenal, y que, si el sorteo favorece, podrá intentar conseguir el ganar a los tres grandes londinenses.

Los que sí que imaginaron que el fichaje de Tévez le fuera a dar noches de alegría a Manchester fueron los Red Devils. Ayer, el argentino fue suficiente para imponerse al Blackburn, que si no llega a ser por él, podría haber ganado. Dos pequeños destellos en la primera parte hicieron que el Manchester se fuera con una ventaja de dos goles a los vestuarios. Dos goles que estuvieron casi hechos por Tévez. El primero, después de llegar a un balón colgado al área que remató y metió dentro. El segundo lo metió Nani, tras una espectacular combinación entre el caboverdiano y el argentino. Grandes los dos. En la seguna parte, Tévez amplió su cuenta particular, esta vez con el apoyo de Ánderson. Dos pases del brasileño, de tiralíneas el segundo, propiciaron los dos goles de Carlitos que hicieron que Ferguson tenga que pensar seriamente en meterle como titular. ¿Otra noche buena? La de McCarthy, que culminó su gran jugada personal en su primer gol con un gran chut para que no llegara el portero. La casualidad fue, que en los paneles estaban anunciando el vodka ruso, ¿referencia a Pavlyuchenko? La cuestión, que me desvío, McCarthy tiró del carro Rover marcando dos goles y dando una gran asistencia a Derbyshire para que marcara. También hizo bien Tévez viajando a Inglaterra.

Capítulo aparte merece la UEFA de ayer. ¡¡¡Marcó Biscan!!! ¿Biscan? Sí, Biscan, aquel jugador que se trajo de tierras balcánicas Gerard Houllier cuando era entrenador del Liverpool y que llegó a ser de los hombres importantes. También alucinante fue el gol que le marcó Edmar al Olympiakos, con asistencia de chilena fallida incluida. Kenneth Pérez recordó al del PSV y se sacó un disparo ajustado para dar la victoria al Twente sobre el Schalke, y Jovanovic se volvió a lucir con el Standard de Lieja. A ver lo que pasa esta noche...

3 comentarios:

Pol Gustems dijo...

Para irse al McDnald's a celebrarlo.. jeje Que pena Hoffenheim ayer!!

Antonio Caballero dijo...

buen artículo y muy buen blog...


un saludo

CALIGULA dijo...

Tévez lo hizo MUY bien!!!!!

Saludos y muy buen blog.